Mauro Codussi (mecenas y artistas)

Este arquitecto italiano del que apenas se sabe nada de su formación, salvo que era hijo de un cantero, nació hacia 1440 en una localidad muy cercana a Bérgamo, en ese momento anexionada a la República de Venecia.



Durante mucho tiempo fue ignorado por la Historia del Arte, quizá por una lectura incorrecta de los documentos debido a los múltiples nombres con los que se le denominó, apareciendo como Mauro Bergamasco, Moretus, Moro de Martiri, Moro da S. Zaccaria, Maurus de Cudussis de Lentina o Moro Lombardo, de ahí que se le considerara otro miembro de la familia Lombardo hasta que a fines del siglo XIX el historiador P. Paoletti lo identificó, aunque tampoco eso sirviera para conocer mucho más sobre sus inicios.


En 1468 ya se constata su presencia en Venecia, ciudad en la que desarrolló toda una actividad constructiva de gran éxito en la que renovó el lenguaje arquitectónico de la ciudad al superar las formas góticas, con todavía excesivo peso, e imponer un estilo mesurado y sobrio del Renacimiento aunque con elementos propios de la tradición local y de su propia inventiva, dando inicio a la especial arquitectura renacentista veneciana.


Su primer encargo fue la iglesia de San Michele in Isola, con una lisa, austera y novedosa fachada que ya muestra su característica utilización de frontones y aletones curvos, conformándose como uno de los primeros ejemplos renacientes de la ciudad.


01Fachada de la iglesia de San Michele in Isola


Este primer encargo tuvo tanto éxito que pronto recibió el siguiente, la continuación de la remodelación de la fachada de la iglesia de San Zaccaria, gran edificio gótico situado en el centro de la ciudad, que había sido iniciada por Antonio Gambello en 1440 aunque la mayor parte ya corresponde a Codussi, que repite el módulo utilizado en San Michele pero con mayor monumentalidad el emplear cuatro cuerpos, con una sencilla decoración pero jugando con la disposición de vanos y volúmenes, alternando pilares y columnas exentas que proporcionan efectos de claroscuro y dan movimiento a la fachada.


02Fachada de San Zaccaria


03Detalle del tercero y cuarto cuerpo de San Zaccaria


Su siguiente trabajo fue la reconstrucción, tras haber sido destruido por un rayo, del campanile de San Pietro di Castello, la antigua catedral de Venecia, exento respecto del templo, algo habitual en Italia. El diseño recuerda al primitivo campanario románico pero bajo el prisma renacentista, demostrando la integración con un edificio preexistente, que en la actualidad no se conserva porque en el siglo XVI Andrea Palladio se encargó de modificarlo.


04Campanile de San Pietro di Castello, con la fachada diseñada por Palladio a la izquierda


Otra obra destacada de Codussi fue la fachada de la Scuola Grande di San Marco, en un lateral de la impresionante basílica de San Giovanni y San Paolo, un encargo de gran prestigio por la relevancia social de la institución y la ubicación, junto a una de las iglesias más concurridas de la ciudad, y en el que sustituyó a Pietro Lombardo, lo que podría explicar esa suntuosidad algo ajena a sus obras anteriores, debiendo trabajar ya con un pie forzado.


05Fachada de la Scuola Grande di San Marco, a la izquierda de la basílica de San Giovanni y San Paolo, en el momento de la toma en restauración


En cuanto al Palazzo Vendramin-Calergi, una de las mansiones nobiliarias más lujosas de Venecia, supuso un avance en la arquitectura civil veneciana, donde el arquitecto se mostró muy cercano a presupuestos después desarrollados por Jacopo Sansovino en el Cinquecento. Codussi realizó la traza pero fue terminado por los Lombardo.


Como en todos los palacios venecianos, domina el vano sobre el muro. En el primer piso aparecen pilastras adosadas, que se convierten en columnas en los superiores, con una cornisa volada como remate.


06Vista del Gran Canal desde San Stae, con el Palazzo Vendramin-Calergi a la derecha


En 1492 Codussi recibió en encargo de reedificar la iglesia de Santa Maria di Formosa, una de las más tradicionales de la ciudad.


07Interior de Santa Maria di Formosa


El arquitecto respetó el ámbito que ya ocupaba el edificio medieval y erigió una iglesia de plan centralizado con tal pureza y claridad de líneas, en la que se respeta plenamente la relación albertiana 1:2, que se convirtió en modelo para la iglesia de San Giovanni Crisostomo, según algunos autores, el templo veneciano más renacentista.


Según Paelotti, Codussi también habría realizado la escalera de la Scuola Grande di San Giovanni Evangelista, tras lo que en 1498 el arquitecto se unió a dicha hermandad sin tener que pagar cuota de admisión.


IMG_0763Escalera monumental de la Scuola Grande di San Giovanni Evangelista


Mauro Codussi murió en Venecia en 1504. Se sabe que tuvo dos hijos y que uno de ellos también fue arquitecto.

Comentarios

x
Si disfrutas con este blog, puedes colaborar en su mantenimiento. Tú decides cuánto quieres donar.

Entradas populares