Translator

lunes, 30 de marzo de 2015

Las capillas della Rovere en Santa María del Pópolo de Roma

Después de haber visto con detalle la basílica de Santa María del Pópolo en Roma, todavía nos quedaba detenernos en las capillas que desde fines del siglo XV, durante el papado de Sixto IV della Rovere, patrocinó esta importante familia en una de sus iglesias favoritas, pues aunque fue el propio papa el que confirió a la iglesia el rango de basílica al tiempo que promovía la erección de un nuevo templo de la mano de Andrea Bregno, cuando adquiere el aspecto renacentista que todavía conserva y que no pierde ni con la incorporación de la decoración barroca por parte de Bernini en el siglo XVII, otros destacados miembros de la familia también tuvieron mucho que decir.

Un grupo de turistas ante la capilla Basso della Rovere

lunes, 23 de marzo de 2015

Caravaggio y Carracci en la capilla Cerasi y Rafael y Bernini en la Chigi, en Santa María del Popolo de Roma

Después del paseo por la basílica de Santa María del Popolo en Roma, todavía nos quedaba detenernos en las dos capillas que, quizá, actúan como el mayor foco de atención del templo. Y no es para menos.

La primera es la capilla Cerasi, abierta al transepto del Evangelio. En origen fue la capilla del cardenal Pietro Foscari, pero en 1600 monseñor Tiberio Cerasi, abogado y Tesorero General de Clemente VIII, la adquirió como su capilla funeraria, trasladando el monumento funerario de Foscari a la capilla Costa, donde todavía permanece, conservando la antigua advocación a la Virgen y a los santos Pedro y Pablo y encargando a Carlo Maderno su renovación arquitectónica y a los dos pintores con mayor proyección en el momento, Annibale Carraci y Caravaggio, su decoración.

Nave del Evangelio de Santa María del Pópolo, con la capilla Cerasi al fondo

lunes, 16 de marzo de 2015

La basílica de Santa María del Pópolo en Roma

La Basílica de Santa María del Popolo, fruto de sucesivas construcciones, se ubica al norte de la ciudad de Roma, en el rione Campo Marcio y en un ángulo de la plaza a la que da nombre, al lado de una de las puertas más importantes de la ciudad, la Porta Flaminia, hoy Porta del Popolo, diseñada por Bernini en 1655, y desde donde partía la Via Flaminia, que conectaba la gran urbe con el resto del continente.

Nave central de santa María del Popolo, con el ábside al fondo

lunes, 9 de marzo de 2015

La basílica de Santo Stefano Rotondo en Roma

La basílica de Santo Stefano al Monte Celio, en una de las siete legendarias colinas de Roma, en el actual rione Monti, y también conocida como Santo Stefano Rotondo por su planta circular, tiene un modesto aspecto exterior que no deja, ni por asomo, adivinar su sobrecogedor ciclo pictórico y su extraordinario y equilibrado interior arquitectónico, ante el que cayeron rendidos los artistas del Renacimiento, que la consideraron un perfecto modelo de referencia para realizar edificios de planta central. En este sentido no sólo se sabe del interés que despertó en Leon Battista Alberti o Bernardo Rossellino, que trabajó en ella, sino que también fue estudiada por Francesco di Giorgio.

Interior de la basílica de Santo Stefano Rotondo

lunes, 2 de marzo de 2015

La Cartuja de Nuestra Señora de la Asunción de Granada

La historia de la Cartuja de Granada se inicia a mediados del siglo XV a partir de la promesa de la Cartuja de El Paular en Rascafría de crear una nueva fundación con el remanente de sus abundantes rentas. Con esta intención, en 1506, tras la conquista de Granada, llega a la ciudad el Padre Visitador don Juan de Padilla, pero hasta 1513 no consigue protector en la persona de don Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, y su esposa, doña María Manrique, duques de Terranova, que ceden para la nueva fundación, elegida como panteón familiar, las huertas de Alcudia de Aynadamar y de los Abencerrajes, ubicadas al norte de la ciudad, al pie de la Golilla, alejadas del centro y con excelentes vistas sobre la vega, una zona con larga historia en la que se sabe que también existió un cementerio romano y en el que también se han hallado numerosos restos andalusíes.

Iglesia de la Cartuja de Granada