Translator

lunes, 28 de marzo de 2016

El Calvario de Fra Angélico en la sala capitular del convento de san Marcos de Florencia

El convento dominico de san Marcos de Florencia es fruto de una remodelación completa iniciada a fines de la década de 1430 gracias al patrocinio de Cosimo il Vecchio, recién vuelto del exilio, bajo la dirección de Michelozzo di Bartolomeo, conocido como Michelozzo Michelozzi, arquitecto de confianza de los Medici, y Fra Angélico, monje pintor de la Orden, para la decoración pictórica, cuyos trabajos se concretaron en un retablo para la iglesia y frescos para los pasillos y las celdas en la primera planta del claustro de san Antonino, distinguiéndose claramente entre la obra que realiza para la parte pública y la de la parte privada, la utilizada exclusivamente por la comunidad dominica, siendo consciente de a quién se dirigía y no contando lo mismo en unas obras que en otras.

Detalle del Calvario de Fra Angélico en la sala capitular del convento de san Marcos de Florencia

lunes, 14 de marzo de 2016

La Primera Puerta de Ghiberti para el Battistero di San Giovanni de Florencia

Ya hemos recorrido el Baptisterio de Florencia y sus magníficos mosaicos y nos hemos detenido en la Puerta de Pisano, dedicada a la Vida de san Juan Bautista, así que hoy nos deleitaremos en la Primera Puerta de Ghiberti, dedicada a la Vida de Cristo, que tras una restauración recientemente terminada en la que se ha recuperado gran parte de su dorado original, luce con todo su esplendor en el Museo dell’Opera del Duomo, habiéndose colocado una réplica in situ. En un tercer artículo hablaré de las conocidas como Puertas del Paraíso, la segunda puerta de Ghiberti, con escenas del Antiguo Testamento, tres magníficas obras que forman parte de un programa iconográfico único que buscó reflejar la Historia de la Humanidad y la Redención a pesar de que la ejecución de las mismas estuvo distanciada en el tiempo.

Nueva sala del Museo dell'Opera del Duomo de Florencia con las tres puertas del baptisterio a la derecha.
La primera es la primera de Ghiberti, con el grupo escultórico de la Predicación del Bautista encima.
Imagen cedida por el blog Elisa si racconta... (1)

lunes, 7 de marzo de 2016

Las vicisitudes del coro en la catedral de León, la pulchra leonina

El gran desarrollo del ábside en la catedral de León se debe a que se proyectó para dividirlo en dos partes: por un lado el presbiterio, ubicado en el último tramo rectangular y en el semicircular de remate; y por otro un coro, lugar reservado para los canónigos y las obligaciones que conllevaba su vida reglada, fundamentalmente el rezo comunitario en las horas canónicas, ubicado en los otros dos tramos, una alteración de la disposición tradicional, heredera de la scola cantorum en las basílicas paleocristianas, en la que el coro de las iglesias cluniacenses y cistercienses ocupaba los últimos tramos de la nave central, justo antes del crucero, que originó un ámbito autónomo e independiente en la propia cabecera, una especie de iglesia capitular dentro de la catedral, lo mismo que también tuvieron la catedral de Ávila o las de Burgos, Cuenca, París, Reims y Amiens.

Cubierta del ábside de la catedral de León, que da la medida de su amplio desarrollo

Presbiterio