El retablo mayor de Santa María de la Asunción de Gumiel de Izán, en Burgos

La iglesia de la Asunción de Gumiel de Izán, muy cerca de Aranda de Duero, ha sido un emocionante descubrimiento, y todo gracias a mi amiga Mª Antonia Sassot, que fue quien hizo posible que su amable párroco, don Gabriel Moreno, nos guiara en una entrañable visita en la que pudimos admirar todos y cada uno de sus recovecos.

Si ya en el exterior deja sin aliento, ante su imponente fachada principal, nada más entrar, el retablo mayor, la joya de la iglesia, te atrapa sin remedio, elevado sobre dos gradas en el último tramo de la nave central, conformado como presbiterio plano.

Nave central con el retablo mayor elevado sobre una pequeña grada


Antaño la obra estaba todavía más alta, sobre siete gradas, pero en 1775 don Bernardo Antonio Calderón, obispo de Osma, ordenó rebajarlas a únicamente dos, y el vacío que eso generó se cubrió con un zócalo con sendas puertas doradas fingidas a imitación del resto de la obra, hoy también retirado y sustituido por otro más simple de madera.

El retablo, realizado en nogal y con relieves policromados y dorados, es obra de la escuela burgalesa tardogótica fechado, según se deduce del ático, entre fines del siglo XV y comienzos del XVI, pues bajo la Virgen y San Juan Evangelista aparecen, respectivamente, los escudos de los obispos de Osma, diócesis de la que dependía la parroquia, don Alonso Ulloa Fonseca de Quijada (1495-1505) y don Alonso Enríquez (1506-1523).

Detalle del ático con el Calvario y los escudos bajo las figuras de la Virgen y San Juan Evangelista

Detalle de los dos primeros cuerpos

Se organiza mediante predela, cinco calles, cuatro cuerpos y ático, con escenas relacionadas con el Ciclo iconográfico de la Vida de Jesucristo y la Glorificación de la Virgen enmarcadas por delicados doseletes.

Retablo mayor

En la calle central se representa el Nacimiento, la Asunción y la Coronación de la Virgen.

Detalle de la Coronación de la Virgen, una escena que se repite en la portada principal

Las escenas de las calles laterales, cuya lectura se inicia de arriba abajo y de izquierda a derecha, muestran la Anunciación, la Natividad, la Epifanía, la Circuncisión, Jesús entre los doctores, la Última Cena, el Beso de Judas, Camino del Calvario, la Crucifixión, el Llanto sobre Cristo Muerto, el Santo Entierro y la Resurrección.

La Anunciación y la Natividad

La Epifanía y la Circuncisión

Jesús entre los doctores y la Última Cena

El Beso de Judas y Camino del Calvario

La Crucifixión y el Llanto sobre Cristo muerto

El Entierro de Cristo y la Resurrección

En la predela nos encontramos con cuatro magníficos relieves con los Evangelistas como portadores de la doctrina de Cristo y en su tiempo se cree que flanqueaban una escena que en la actualidad se expone en la sacristía, aquí sustituida por una Virgen románica.

Detalle de los Evangelistas San Lucas y San Juan

Detalle de los Evangelistas San Mateo y San Marcos

A este recuadro central le faltaba el doselete, que sería eliminado cuando a mediados del siglo XVIII se ubicó un ostensorio, hoy también en la sacristía, que al retirarse de nuevo, junto al sagrario que asimismo se había colocado debajo, y reconstruir el doselete, si en la actualidad se colocara la escena, no se vería la parte superior, de ahí que existan dudas sobre su emplazamiento real.

Detalle del doselete restaurado

Ostensorio que fue colocado en el retablo a mediados del siglo XVIII, hoy en la sacristía

El retablo con la escena de la Ascensión sin doselete cuando ya se había retirado el ostensorio pero no el sagrario de debajo ni las puertas laterales ficticias colocadas cuando se decidió rebajar la grada (1)

Escena de La Ascensión, hoy en la sacristía

Aunque se considera que la mencionada escena representa la Ascensión de Cristo, como la calle central está protagonizada por la Virgen, bajo cuya advocación está el templo, con el Nacimiento, la Asunción y la Coronación, el párroco, don Gabriel Moreno, nuestro excepcional guía por esta excepcional iglesia, apuntó que porqué no pensar en Pentecostés, una pasaje del Evangelio en el que la Virgen también tiene un gran protagonismo, y que las llamas que lo identifican iconográficamente se hubieran perdido.

Y aquí terminamos con el retablo, pero todavía nos queda un magnífico paseo por el resto de la iglesia y su colección de obras de arte.

Otros artículos de BURGOS en Viajar con el Arte:

Cartuja de Miraflores
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Gumiel de Izán
Iglesia de Santa María la Real de Aranda de Duero
Portada de Santa María la Real de Aranda de Duero

Otros RETABLOS:

Retablo mayor de la Catedral Vieja de Salamanca
Retablo Mayor de la iglesia de Santa María de Areyns de Mar, en Barcelona

Otras IGLESIAS:

San Esteban de Salamanca
"La Clerecía" de Salamanca
San Vicente de Ávila
San Maurizio de Milán
San Sebastiano de Venecia
San Giacomo da l’Orio de Venecia
San Zaccaria de Venecia
San Ildefonso de Toledo
San Román de Toledo

Nota:

(1) http://www.gumieldeizan.com/mod.php?mod=userpage&page_id=32

Fuentes:

ONTORIA OQUILLAS, P., “Notas historico-artísticas del Museo de Gumiel de Hizan”. Boletín de la Institución Fernán González, 199, 1982, pp. 267-306.
ONTORIA OQUILLAS, P., “La iglesia de Santa María de Gumiel de Izan”. Boletín de la Institución Fernán González, 205, 1985, pp. 67-128.
PALACIOS, F., “Breve descripción de la iglesia de Santa María, de la Villa de Gumiel de lzán”. Boletín de la Institución Fernán González, 100, 1947, pp. 479-490.
http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_parroquial_de_la_Asunci%C3%B3n_de_la_Virgen_Mar%C3%ADa_(Gumiel_de_Iz%C3%A1n)
http://www.gumieldeizan.com/mod.php?mod=userpage&menu=1103&page_id=32

Comentarios

Antonio Banus Pascual ha dicho que…
En dos palabras Sira: Im presionante
Sira Gadea ha dicho que…
¿Verdad? A nosotros nos dejó con la boca abierta. Tengo casi listo un artículo dedicado a la iglesia en sí que espero que te guste. Sólo la portada ya es de caerse.
pon ha dicho que…
Juder!!!!
Ya con un poquito de tiempo, qué belleza de retablo!!! El ático es fascinante.....quién lo ha restaurado??? no está nada mal, un poco mucho, pero bueno, buen criterio. Me reitero: es una bomba.
Sira Gadea ha dicho que…
Ya sabía yo que te iba a gustar, Pon. No sé quién lo ha restaurado, tengo entendido que se hizo en la década de 1990. Si me entero te lo cuento.
A. Luis F. Prieto ha dicho que…
No hay palabras para alabar una maravilla como ese retablo. Es inconcebible tal belleza, hecha por la mano del hombre sin medios como los que habría en la actualidad y que suplían con la fe, el trabajo y la conformidad.
Estas maravillas necesitan todo el apoyo económico y material de nuestra clase política.
Gracias por tu magnífico trabajo.
Sira Gadea ha dicho que…
Sí que es impresionante, fruto de otra época en donde el tiempo y otras muchas cosas se medían de otra manera. Muchas gracias por tu comentario, A. Luis.

Entradas populares